Menu

5 razones para contratar a un director no ejecutivo (NED)

5 razones para contratar a un director no ejecutivo (NED)



Written by EO Executives on Jul 31, 2018

 

 

Como empresa líder en la búsqueda de ejecutivos, EO ha proporcionado ejecutivos y NED a organizaciones de todos los tamaños. Desde nuevas empresas hasta las ya establecidas y en rápido crecimiento, se asocian con nosotros para contratar ejecutivos de alto nivel y, cada vez más, directores no ejecutivos.

Un aumento en la demanda de NED me hizo pensar cuándo una organización debería considerar contratar un NED. En primer lugar debemos entender el papel del NED. Un NED es un miembro del consejo de administración, que no forma parte de la dirección ejecutiva. Los NED son independientes del funcionamiento cotidiano de la empresa, ya que los nombramientos se realizan en el marco de contratos de prestación de servicios y no de trabajo; se trata de un puesto clave con responsabilidades.

Entonces, ¿por qué una empresa debería considerar contratar a un director no ejecutivo?

Todo depende de en qué punto de su ciclo de vida se encuentre la empresa y de cuáles sean sus objetivos. Aquí planteamos algunos escenarios en los que un NED puede resultar beneficioso:

1. El negocio está comenzando y apenas se está cimentando, podría crecer rápidamente o tener que enfrentarse a tiempos difíciles. Cualquiera que sea la situación, es probable que el NED ya se haya encontrado en situaciones similares y, si no, es muy posible que conozcan a alguien de su amplia red que sí lo haya hecho. Aprovechar esta experiencia y conocimiento puede resultar tremendamente útil.

2. ¿Está el negocio bien relacionado?

Tener las relaciones comerciales correctas y estar bien conectado en red puede generar un gran volumen de ventas a través de referencias de calidad. Para algunas empresas las ventas pueden depender en gran medida de las referencias, pero para empresas pequeñas esto puede llevar mucho tiempo y es difícil contar con una red de buenos contactos.

Un NED bien conectado con una fuerte marca personal tendrá una red de contactos relevante y capacidad para hacer propuestas de alto nivel, a las que de otro modo sería muy difícil tener acceso.

3. Como los NED son independientes del día a día de la empresa, trabajan para proporcionar una perspectiva imparcial sobre cuestiones que de otro modo podrían pasarse por alto. Por ejemplo:

¿Se están cumpliendo los objetivos?

¿Está el negocio en marcha?

¿Qué cambios del entorno están afectando al negocio?

¿A qué competidores debe prestar atención la empresa y cómo puede mantenerse por delante de la competencia?

4. Naturalmente, es común que los ejecutivos y dueños de negocios se involucren mucho en el funcionamiento diario del negocio. Pero es importante tener una visión estratégica sólida y aquí es donde un NED puede contribuir al proceso. Un NED proporcionará una visión más objetiva sobre los problemas que afectan al negocio, y puede proporcionar una visión general a gran escala de las posibles oportunidades de crecimiento.

5. Una empresa puede tener éxito, pero podría estar funcionando sobre una base ad hoc, en la que la toma de decisiones es informal y está gestionada de manera flexible por la junta directiva. Los consejos pueden adquirir malos hábitos, como olvidar algunos puntos de su agenda y desviar las conversaciones. Un NED puede guiar a la gerencia en la dirección correcta, mantenerlos en el camino correcto y aliviar cualquier tensión.

¿Le suena alguna de las situaciones anteriores? De ser así, ahora puede ser un buen momento para considerar incorporar un NED. Contratar a la persona adecuada no es sencillo, pero en EO contamos con una amplia red de contactos y un proceso comprobado y rentable de trabajar con organizaciones para encontrar la persona adecuada para usted.